AMOR Y CONSCIENCIA

Vive el momento presente, ama y se consciente

Experiencias personales
Proyecto Aletheia
Proximo Concierto Adama
Bibliografía y resúmenes
Películas
Ley de la atracción
Claves y conceptos para ser feliz y conseguir el bienestar personal
Yoga
Música
Vídeos
Links
Meditaciones colectivas
Cuentos
Bruno Groening
Curso Desarrollo Personal del Dr. Pedro Castejón
Enseñanzas de Manuel Córdoba

EXPERIENCIAS PERSONALES

 

Cuando comencé a realizar está web, el 28 de agosto de 2.009, y hasta hacía menos de un año, no hubiese sido capaz de saber quien era, ¿qué es lo que quería en la vida?, ¿cuáles eran mis miedos?, ¿qué deseos tenía?, ¿cómo creía que era la vida?, y lo más importante, que era lo que me inquetaba, que no paraba de buscar y que no encontraba. Durante estos años, mi vida ha cambiado completamente.

Nací el 28 de agosto de 1.971 en Caravaca de la Cruz (Región de Murcia), en una familia normal obrera, hijo de ama de casa y de un albañil, desde niño comienzo a tener una personalidad rebelde, me quedo al margen de Dios, pues como muchos otros, no "veía" sus obras, no entendía como podía permitir tantas injusticias, guerras, enfermedades, ... en el mundo. Las religiones del mundo, me separaban aun más de Dios, pues entendía que si ellos eran los representantes de un Dios, con sus actuaciones tan hipócritas a lo largo de la historia, nada tenía sentido, como podía haber un Dios que permitiera que existiera una religión católica, musulmana, ... como las actuales.

Pero mirando hacia atrás, ha sido apasionante el camino y Dios a través de experiencias y personas me ha ido dirigiendo toda mi vida, para que fuera evolucionando para llegar al día de hoy. Me queda mucho por seguir descubriendo, pues cada día que pasa, siento como voy avanzando, pero jamás hubiera pensado que podría albergar esta paz.

Estudio EGB, y al comienzo, presento problemas de adaptación por un sistema educativo, poco flexible y no preparado para niños rebeldes y especiales como podía ser yo. Repito 5º EGB y llega un día, en el cual se produce el primer cambio en mi vida. Ese día, mi padre me da una muestra de cariño, de confianza en mí, de aceptación a mi situación, sin recriminarme nada como hasta ese momento. Ese día comprendo que no tenía ningún sentido estar en contra de todo lo establecido por no entenderlo, así que comienzo a adaptarme a las normas, a "estudiar y a formarme como persona". Fueron años bonitos, el 5º nuevo, el 6º, 7º, 8º, y llega el siguiente salto en mi vida, la entrada al Bachiller, 1º BUP y 2º BUP, el descubrimiento del amor en pareja, mis primeros trabajos (cogiendo fruta, camarero y en la construcción), comienzo a entender la psicología humana y comienzo a saber que es lo que quiero ser en mi vida y a qué me quiero ocupar profesionalmente. En esos momentos entiendo que lo que quería ser, era dedicarme a los demás, ya me fuí conduciendo por esta línea de entrega total hacia los demás.

El año de 2º BUP (16 años) fue mi gran despertar, y ya conocía a lo que pensaba que me quería dedicar, entro en la parcela del Medio Ambiente a través de la Asociación ecologísta Caralluma, que grandes momentos, y una de las semillas de lo que soy ahora, que grandes personas..., y Dios introduce en mi vida a una de las personas más importantes que me ha marcado y me ha ayudado enormemente a ser lo que soy hoy en día, mi primera compañera, jamás le podré agradecer suficientemente lo que pudimos compartir, crecimos juntos durante 13 años y fue un punto de apoyo fundamental en mi vida, que gran familia... Realizo 3º de BUP, COU. Llega la Universidad, un cambio total en mi vida.

Estudio Ingeniería Técnica Forestal en Albacete, años muy duros de estudio y algo me inquieta cada vez con más fuerza, no era feliz, y pido a Dios que me lleve. Pero el me da una señal, que yo en aquel momento no fuí capaz de ver, en 1.994 tuve un accidente de tráfico, del que "milagrosamente" solo obtengo diversos cortes y pequeñas fracturas, posteriormente hago Ingeniería de Montes en Lleida y consigo mi primer trabajo en Medio Ambiente.

Cuando llega un cancer de tiroides en mi madre, ahí descubro que mi gran vocación oculta, había sido la medicina. Hasta ese momento no entendía el fluir de la vida. Comienzo a trabajar en el área de medio ambiente en 1.997.

Año 2.000, otro año de grandes cambios. Algo muy poderoso hacía que en mi interior no me sintiera feliz y fuese inconformista con mi situación, empujado por una fuerza desconocida y tras poner a otra persona en mi camino, doy el gran paso de abandonar a la maravillosa compañera que había tenido tras 13 años. En aquel momento no conocía lo que era el amor verdadero, y me sentía vacío interiormente y pensaba que cambiando de pareja podría mejorar mi vida. En mi guión de vida, se quería que siguiera acumulando experiencias y enviaron a otra persona a mi vida, para que pudiera dejar aquella relación, que había sido toda mi vida.

Abandono a mi primera compañera y comienzo la segunda relación de pareja importante con una compañera de trabajo. Ese mismo año apruebo la oposición como funcionario, pero seguía sintiendo que no alcanzaba la felicidad. Hasta ese momento podía pensar que tal vez era la inseguridad de mi vida profesional lo que me creaba esa inquietud, pero compruebo que no era ese el motivo. En ese momento, incluso llegué a pensar que me había equivocado al dejar a mi primera compañera. Mis miedos originarios aparecen: el no controlar todo lo que me rodea, había traicionado, me sentía enormemente culpable, ... Con mi segunda compañera no me sentía mejor y además era muy independiente, lo cual me hace descubrir el miedo a la soledad, y por primera vez en mi vida comienzo a sentirme solo, hasta ahora nunca había tenido esa sensación, siempre había tenido a mi compañera y amigos de la infancia, los cuales dejé con aquella relación, cambié totalmente de vida, abandoné Caravaca y me fuí a vivir a Murcia.

Me sentía triste, algo dentro de mí, me seguía creando mucha inquietud, y en 2.002, vuelvo a pedir a la vida que me lleve, y con mis emociones y pensamientos, me provoco un derrame cerebral (hematoma subdural) que podía haberme matado o haberme dejado mal, pero Dios otra vez, vuelve a mandarme otra señal, que en aquel momento no llegué a entender (el neurocirujano me decía que le da a uno de cada cien mil jóvenes y paso años pensando que había sido cuestión de azar, hasta llegar a la fase en la que me encuentro, y es cuando comprendo por mi experiencia personal como la mayor parte de las enfermedades que tenemos son de origen emocional, e inconscientemente nos las provocamos nosotros mismos). A partir de ese momento, dejo de ser tan inconformista, comienza en mi vida los primeros síntomas de aceptación de la vida. Y en 2.004 Dios me vuelve a ayudar para que se acabase la segunda relación de mi vida, eramos incompatibles y la relación no funcionaba. Ahora entiendo que la misión de aquella compañera era separarme de mi primera relación y seguir sumando experiencias.

Me encuentro con 33 años, había desarrollado una vida profesional intensa dentro de la protección civil (otro gran cambio en mi vida, cuando apruebo la oposición, se me envía a una nueva parcela para que entienda que no hay que tener apego a nada, que hay otras muchas cosas en la vida, y que en cualquier lugar o trabajo en el que te encuentres puedes seguir aprendiendo y no hay que apegarse a nada material. Aprendo a desarrollar el trabajo horizontal y en equipo. Consigo una casa bonita y una situación económica desahogada. Pero me encuentro vacío, pues no había conseguido al amor de mi vida que siempre había estado buscando, mi asignatura en ese momento era: encontrar a esa persona y crear una familia. Sigo a las espaldas de Dios y en ese momento, no veía las señales que se me ponían.

Dios me manda la tercera compañera de esta vida. En 2.006 llega lo más importante de mi vida hasta este momento, el nacimiento de un hijo maravilloso, especial, un ángel..., pero sigo siendo consciente que mi mujer no era la persona que siempre había buscado desde el inicio de mi vida, Dios me unió con una mujer buena, cariñosa, que amaba los niños, maestra de infantil, pero la relación no funcionaba y cuando mi hijo tenía 2 años dejamos la relación.

Tenía 37 años, divorciado, con un hijo de 2 años, con una separación compleja donde mi expareja no la aceptaba y lo dificultaba inconscientemente y el que me lo hiciera pasar tan mal, era lo que iba a hacer que tocara fondo e iba a provocar mi despertar, (seguía siendo agnóstico o ateo), me seguía sintiendo vacio, en la crisis más importante de mi vida. Hasta ese momento lo único que me había dado cierta felicidad era mi hijo y la faceta profesional. A los 5 meses de la separación, Dios hace que mi vida comience a cambiar completamente y envía a otra persona especial para desempeñar otra función en mi vida, era una chica con un trabajo espiritual desarrollado y con una serie de dones que me ayudan a despertar. Comienzo a descubrir que la vida no era como yo había creído, y comienzo a sentir a Dios a mi lado, entiendo a qué venimos a esta vida, qué pasa después de la muerte, que no existe la casualidad y si la causalidad.... Aunque comienzo una relación con esa persona, a los meses descubro que no funcionaba y aunque pensaba que tenía que buscar a otra persona, descubro como tenía que estar años sin relaciones estables para desarrollar mi trabajo interior.

A partir de octubre de 2.008, comienzo a desarrollarme espiritualmente. Comienzo a descubrir el amor verdadero, vivir el momento presente, la aceptación, ...

A partir de mayo de 2009 y sobre todo a partir de agosto de 2009, comienzo a ser consciente de que había conseguido un bienestar que nunca antes había conocido, y comienzo a superar el miedo a la soledad, voy descubriendo como consigo encontrar la felicidad en soledad, descubro un amor en mi interior, que desconocía, un amor por todos los elementos de esta vida, que me producen una gran dicha. He tenido la gran fortuna de poder conocer grandes principios de cómo es la vida, y cómo se desarrolla. A lo largo de mi vida, y con la buena dirección de mis guías, he conseguido un cierto control de mi ego, el desarrollo de valores personales, he ido desarrollando una bondad y entrega hacia los demás, que comenzó con mi trabajo y que continúa a través de la parcela espiritual, voy creciendo en humildad y en el control de los deseos. Comienzo a ser consciente de que puedo fluir con la existencia, agradezco cada momento como el mejor, y comienzo a sentirme por primera vez feliz en mi vida a pesar de las dificultades que tenía con mi exmujer por el divorcio. Tengo sensaciones que nunca había tenido, comienzo a ver la esencia de los demás, a los elementos de la naturaleza, de otra forma distinta, con un amor que desconocía.

Todo este desarrollo espiritual comenzó con la lectura de grandes libros que aparecen en el apartado de bibliografía. Conforme los leía sentía que la verdad no era la que yo siempre había pensado, en cierta forma, recordaba que las cosas eran de otra forma, en mi alma, sentía que durante toda mi vida, había estado equivocado, comienzo a integrar esa información y encuentro sensaciones, que nunca había tenido.

Comienzo a formarme en reiki y yoga, y voy integrando estos conocimientos y descubro que la clave estaba en la aceptación total de las cosas. Comienzo a vivir en la aceptación, entiendo que tenemos que dejarnos fluir. En el momento que aceptas y te dejas fluir, todo se despeja, ya no tiene sentido preocuparse por nada.

Descubres que la felicidad solo la vas a encontrar dentro de tí viviendo el momento presente con la aceptación de lo que es la vida. La impaciencia de mi vida, el ego, los miedos, todos ellos eran consecuencia de la no aceptación.

Por primera vez, entiendo lo que es el amor verdadero, en el cual das y no esperas recibir nada a cambio. Aunque era algo que ya había experimentado en muchos momentos a lo largo de mi vida y sobre todo a través del trabajo.

Comienzas a ver las señales, nada es casual, y todo lo que te sucede, es para que puedas aprender de ello, aparecen personas contínuamente, que te van enseñando lecciones que tienes pendientes, ....

Antes pensaba que todo lo que no me salía bien, incluido mis relaciones anteriores eran una pérdida de tiempo lo que había supuesto en mi vida, ahora entendía, que estaba aprendiendo con ello para alcanzar un grado de desarrollo, y que fueron grandes maestras para mí.

Con la aceptación que iba incorporando a mi ser, por fin, me iba desprendiendo del gran lastre que llevaba como pasado, comenzaba a entender que todo era una enseñanza y que el pasado, el futuro y el tiempo ya no existe, no tienes qué perder el tiempo en remover el pasado intentando conseguir respuestas para conocer quién eres, o en seguir proyectando y deseando para el futuro, solo te queda espacio para poder disfrutar con gran intensidad del momento presente en esta vida maravillosa que nos han dado para que podamos aprender, sin ningún tipo de resistencia ni de preocupación.

Comienzo a ser otra persona muy distinta y a valorar la sabiduría en vez de los conocimientos. Este entendimiento, me ha enseñado entre otras cosas a cuidar el cuerpo (es el vehículo de nuestra vida), y a través de la meditación, descubres como en el día a día desempeñamos un papel, actuamos, y no tiene mayor importancia. Cuando descubres la meditación, aprendes la profundidad de la vida, y comienzas a sentir, que sucede cuando te separas del cuerpo físico y cuáles son las cosas realmente importantes. Comienzas a desapegarte de todo lo material, y a dar menos importancia al mundo de las formas.

Aprendes a no juzgar ni etiquetar nada, aprendes a transcender las palabras, y a poder conocer a las personas de otra forma más intensa en base a sus hechos. Es una forma más intensa de conectar con su ser.

El tiempo no tiene importancia, cuando adquieres este entendimiento y aceptación, la impaciencia desaparece. Solo tienes que vivir el momento presente, y saber que lo que deseas y lo que tienes que vivir, ya está en camino, aunque todavía no seas consciente de ello.

Iba entendiendo como nada de lo sucedido en mi vida había sido casual, todo tenía su preciso momento, y se dan las circunstancias cuando estamos realmente preparados para vivirlas.

Conseguía integrar los 5 principios de reiki (no te preocupes, ya no hay motivo para ello, tu no controlas nada, la clave era la aceptación, no te enfades, nada tiene que alterar la esencia de tu ser, los problemas los crean las mentes, pero no existen, se agradecido, es el principio más importante, es el que te permite amar de forma verdadera, el que te permite amar, dar sin esperar nada a cambio, trabaja diligente y honradamente, es parte de la misión fundamental de nuestra vida, y se amable con los demás (principio fundamental para hacer un mundo mucho mejor y más agradable, no hagas a los demás lo que no te gustaría que hiciesen contigo). A lo largo de estos años, he ido integrando los yamas y niyamas.

Yo había vivido a las espaldas de la existencia, pero siempre me han estado guiando, aunque no era consciente de ello, y a partir de 2.008 me han permitido que conozca el sentido de la vida necesario para ser feliz. Los conceptos espirituales y las Leyes del Universo, han transformado mi vida.

Desde Agosto de 2009 comienzo a sentirme feliz por primera vez en mi vida, y eso a pesar de los problemas que había con la separación de mi exmujer. Ya en ese momento, veo las señales que hasta entonces no veía, y me dejo llevar por ellas.

En 2.011, todo se intensifica, hago el tercer nivel de Reiki y la Maestría, y comienzo con la Asociación Proyecto Reiki Murcia, ha sido algo fascinante. Los 3 últimos años, han sido los mejores años de mi vida, he dado sobre los 140 cursos de reiki con más de 800 personas que han realizado algún nivel de Reiki, y muchos han realizado los 4 niveles.

Se intensifica el proyecto Amor y Consciencia con reuniones mensuales los viernes por la noche, con diversos talleres, ...

El 2 de enero de 2.012, es uno de los días más importantes de mi vida, junto con el nacimiento de mi hijo, me vuelvo a reencontrar con mi maestro y Padre José Fernández Campoy, el ser más elevado que conozco, un avatar, con unas facultades fuera de lo convencional, te ve tu pasado, tu futuro, te cura cualquier problema que no sea kármico, es un guía espiritual, siendo un ejemplo para todos nosotros, de lo que significa el amor incondicional, la humildad, y la libertad. Nos enseña, como funciona la vida, y los pasos a seguir. Conocer a José, seguro que te podrá cambiar tu vida.

Hemos estado dando reiki a quien lo ha necesitado, y guiando a las personas que se encontraban con problemas.

A finales de 2.014 comenzamos un nuevo proyecto, Proyecto Aletheia, donde se están impartiendo terapias, y donde impartimos yoga todo bajo donativo, para ayudar a los demás con lo que se obtiene: banco de alimentos, compra de material escolar, ...vComienzo a dar clases de yoga en Aletheia, una nueva forma de espiritualidad y de compartir, sin lucro. Comienzo a dar clases semanales también de yoga en el Proyecto Hombre.

En enero de 2.015 comienzo a dar formación de yoga para instructores y profesores de yoga.

Después de todo este resumen, el trabajo espiritual de 6 años, se ha volcado en esta web, y en 4 drive que se dan en los cursos.

Agradecer a Dios estos últimos e intensos 3 años, donde todo se ha intensificado, y me reencuentro con muchos de mis hermanos a los cuales tengo que agradecer todo lo que estamos compartiendo: Elena (mi compañera), Juan, Manu, Juan Antonio, Reme, Oti, Noelia, Silvia, Inma, José Miguel, Felipe, Miguel, Antonio, José Tomás, Libertad, José Antonio, Isabel, Cristina, Alfredo, Pepe Ripoll, Lorena, María José, María, Laura, Elisa, Loli, Ofelia, Pablo, Manolo, Francisco Javier, Jampa, Mari Carmen, Loli, Olga, Antonio, Tatiana, Juan Bautista y Manoli, Pascualina, Tatiana, Gabriel, Leonor, Ángela, Encarni, José Ramón, Mari Carmen, Juan Ortiz, José Alfonso, Juan Antonio Rubio, Vicent Guillem, Juanje y Carmen, Fernando y Sole, Joaquina, Diego, Laura y Manuel, Poli y Raul, Manuel Córdoba, Juan Melquiades, Sonia, Loles, Isabel, Marianela, Ekaterina, Pedro, Isabel Valverde, Mari Carmen Tortosa, José Carlos, Ana María, ...

 

Muchas gracias a Dios....

 

 

José Antonio Martínez García

josea.martinez11@hotmail.es