AMOR Y CONSCIENCIA

Vive el momento presente, ama y se consciente

Experiencias personales
Proyecto Aletheia
Proximo Concierto Adama
Bibliografía y resúmenes
Películas
Ley de la atracción
Claves y conceptos para ser feliz y conseguir el bienestar personal
Yoga
Música
Vídeos
Links
Meditaciones colectivas
Cuentos
Bruno Groening
Curso Desarrollo Personal del Dr. Pedro Castejón
Enseñanzas de Manuel Córdoba

CLAVES Y CONCEPTOS PARA CONSEGUIR LA FELICIDAD Y EL BIENESTAR PERSONAL

 

Aquí podéis encontrar algunos conceptos que he podido extraer de las lecturas y del resultado de la experiencia personal. Podrás comprobar que todo está relacionado.

 

En el apartado de presentaciones y textos, incluyo todos los textos más interesantes de grupos, resúmenes de presentaciones, ...

Resumen de todas las presentaciones, textos, blogs, ...

 

He preparado un word llamado "Manual para ser feliz y vivir en la verdad" y aquí os dejo una primera versión, que estoy cambiando continuamente, en el fichero de word está más actualizado que en la versión html que podéis encontrar abajo.

 

Versión de 25 de abril de 2.010

 

ÍNDICE

Aceptación

Acción

Agradecido

Alegría

Amabilidad

Amor

Amor propio

Amor verdadero

Apego

Apego adictivo (falso amor)

Autosanación

Coincidencias

Compasión

Consciencia

Cuerpo-dolor

Dar

Desarrollo personal

Deseos

Dios

Disculparse

Dolor emocional

Dualidad

Ego

Equilibrio

Emociones

Energía interna, Campo energético interno

Enfadarse

Escuchar

Eternidad

Etiquetar

Felicidad

Infelicidad y Negatividad

Inconsciencia ordinaria

Filosofía

Futuro

Honestidad

Iluminación

Juzgar

Ligar

Matrimonio

Mente

Momento presente

Muerte

Negatividad

Paciencia

Palabras

Pasado

Pecado

Pensamiento

Perdonar

Personalidad

Placer

Plantas

Preocupaciones

Problemas

Tercer ojo

Tensión

Tiempo

Totalidad

Trabajo

Totalidad

Sensación

Ser

Sexo

Sinceridad

Sueños

Verdad

Vida

Zen

  • La vida es buena cuando uno la acepta
  • Cuando estás luchando tu energía se divide, si estás enfermo, la mitad se va a la enfermedad y la otra mitad a combatirla. Cuando aceptas se libera mucha energía porque no hay conflicto y esa energía se convierte en una fuerza curativa.
  • La aceptación es la transcendencia. La preocupación es que no puedes aceptar el hecho.
  • Cuando desaparece el amor no puedes forzarlo, no puedes obligar a tu amado/a a que se quede contigo. Si el amor desaparece, el corazón ya no está, se ha abierto para otra persona, y tú no estás solo aquí, también hay otras personas.
  • Las cosas van moviéndose y cambiando. Es un flujo, no hay nada permanente. Si esperas la permanencia, te crearás preocupaciones. Si se va el amor, acepta la tristeza, el temblor, no lo reprimas. Si te apetece llorar, llora, aceptalo. No puedes luchar contra los hechos, tienes que aceptarlos. Si lo aceptas sin queja, no desde la impotencia, sino desde la compresión, se vuelven esencialidad. Entonces ya no estás preocupado.
  • La vida no va a ser como tu quieras, sino como la vida quiera. Ni siquiera hace falta que pienses en ello, se convierte en algo natural.
  • Aceptas cuando te sientes impotente, cuando no puedes hacer nada, pero en el fondo sigues deseando. El tiempo cura, no la compresión. El tiempo es necesario porque no comprendes y poco a poco te vas olvidando, si no te curarías inmediatamente.
  • La herida está abierta, duele porque vas cargando con el pasado, por eso a veces retrocedes. Debido a que no aceptas, si aceptas, nunca se convertirá en una carga. Cualquier cosa que está incompleta permanece para siempre como una carga, cualquier cosa que está completa se abandona. A causa de ese pasado tan pesado, no puedes vivir en el momento presente.
  • Cuando aceptas no hay rencor, no te sientes impotente.
  • No desees nada, porque el deseo te llevará por el camino equivocado, no desees, no imagines, solo mira los hechos con toda la consciencia de que dispongas.
  • La esencialidad es una compresión, no una actitud fatalista. Transciende. Esencialidad significa aceptación con un corazón completamente abierto, no impotente. Las ataduras desaparecen.
  • Cuando aceptas, simplemente sientes, el todo permanece. Cuando asienta la compresión, miras y te das cuenta de que solamente eres una parte infinitesimal de un Universo infinitamente grande, simplemente no intentas hacer el estúpido. Tratas de ajustarte a la realidad, poco a poco dejas de soñar.
  • Cuando intentes cambiar la realidad para que se ajuste a ti, te convertirás en un pensador. Si dices sí te vuelves religioso, si dices no, continuarás con las lucha, irás en contra de la corriente. Cuando dices sí, tu vida comienza a florecer en una nueva dimensión. El místico es el que fluye con el río, flota, no tiene ninguna meta que alcanzar. Donde sea que esté estará en la meta, porque el sí es la meta. Para la mente que afirma, nada puede ser imperfecto, hasta la imperfección tiene su propia perfección: que maravillosamente imperfecto.
  • Dios está en todas partes, el que dice sí lo encuentra en todas partes, y el que dice no, no le encontrará en ninguna parte. No luches contra el todo, tu vienes del todo, te disolverás con el todo. La cuestión es tu mente que dice no, porque el ego se refuerza a través del no. Cuanto más dices no, más poderoso se siente el ego, cuanto más digas sí, más desaparece el ego. Di sí y empezará a ocurrir una transformación.
  • No hay necesidad de ir a la iglesia, la vida es un templo bastante grande, empieza a decir sí y en todas partes te sentirás devocional, en todas partes el ego estará ausente. Cuando el ego no está presente, el todo de repente fluye en ti. Solo observa, abre los ojos y ve, está en todas partes.
  • Acepta la realidad como tú eres y como es el mundo, no intentes cambiar nada y surge la iluminación. La aceptación es iluminación. Sin queja, sin condena, sin deseo, acepta las cosas como simplemente son. Lo que ocurre es bueno, no crees conflicto, flota con la corriente.
  • Los sueños siempre se convierten en pesadillas. El sufrimiento no es otra cosa que sueños rotos. Di sí a la vida y en ese momento comienza a ir a tu favor en lugar de en tu contra.
  • Cuando dejas de identificarte con la mente, el hecho de tener razón o estar equivocado es indiferente, no tendrás la necesidad compulsiva inconsciente de tener razón.
  • Haz morir el pasado en cada momento. No busques la paz, ni ningún estado distinto al que tienes. Cuando aceptes tu falta de paz, la no-paz se transforma en paz. Cuando aceptas lo que es, cada momento es el mejor, eso es la iluminación.
  • La aceptación no significa soportar pasivamente cualquier situación en la que te encuentres sin hacer nada al respecto y tampoco no hacer planes de acciones positivas, implica ceder más que oponerse al flujo de la vida en el ahora, aceptar el momento presente incondicionalmente y sin reservas.
  • La resistencia se agudiza cuando las cosas van mal. Hay que rendirse si quieres eliminar el dolor y el sufrimiento. La aceptación te libera de la mente y te conecta con tu Ser, la resistencia es la mente.
  • No tienes por qué aceptar una situación de la vida desagradable o indeseable. Lo que haces es limitar tu atención al momento presente sin poner ninguna etiqueta mental, no hay juicio sobre el ahora, no hay resistencia ni negatividad emocional. Aceptas el momento como es, acción positiva. Rendición negándote a etiquetar el ahora. La rendición es perfectamente compatible con la acción. La palabra trabajo irá desapareciendo. Rendirte es lo más importante que puedes hacer para provocar un cambio positivo. En el estado de rendición, ves con claridad lo que hay que hacer y empiezas a actuar, te centras en una cosa cada vez, sin insatisfacción ni infelicidad, dejas de estar controlado por las condiciones externas, no partes de un estado de reacción y resistencia. No te centres en las 100 cosas que vas a tener que hacer en el futuro, sino en la única que puedes hacer ahora. Es posible incluso que lo que tengas que hacer ahora sea planificar, pero no proyectes películas mentales ni proyectes en el futuro perdiendo el ahora. El miedo, la culpa o la inercia se disuelve. No confundas la rendición con la actitud de las cosas ya no me importan, pues esa actitud está teñida de negatividad.
  • Conforme te vayas rindiendo, comprueba si te queda algún rastro de resistencia. Comienza por reconocer que hay resistencia, estate presente, observa como lo crea la mente, y como etiqueta la situación, siente la energía de la emoción, entonces la resistencia inconsciente se hace consciente. La negatividad, infelicidad y el sufrimiento indican que hay resistencia y siempre es inconsciente. Ni la negatividad ni el cuerpo-dolor pueden sobrevivir en estado de consciencia. Cuando te rindes, la energía que emanas es de mayor frecuencia vibratoria que la energía mental que gobierna el mundo.
  • Mediante la aceptación del ahora te elevas por encima de las situaciones y personas. Serás libre.
  • Rendirte no significa que te utilice la gente inconsciente. Se puede decir no estando internamente en estado de no-resistencia. Es un no no-reactivo, no de alta calidad y libre de negatividad, que no cree más sufrimiento.
  • No contamines tu Ser con negatividad. Si no puedes aceptar lo que es, no puedes aceptar las personas como son. Las juzgarás, las criticarás, las etiquetarás, las rechazarás o intentarás cambiarlas.
  • Observa tus apegos a tus puntos de vista y opiniones, siente la energía emocional-mental que está detrás de la necesidad de tener razón, esa es la energía de tu mente egoísta.
  • No resistirse no significa no hacer nada, sino tener una acción no reactiva. La resistencia es debilidad y miedo disfrazados de fuerza (debilidad), así es como existe el ego. Cuando te rindes te vuelves muy simple y muy real. Cuando te veas en el espejo, acepta la imagen sea la que sea.
  • La enfermedad no es el problema, el problema eres tu mientras la mente egoísta tenga el control, no te sientas fracasado ni culpable, no culpes a la vida, todo eso son resistencias. Si tienes una enfermedad utilízala para iluminarte, no le des ni pasado ni futuro. El miedo y la pena se transmutará en paz interna y serenidad, es la paz de Dios, la felicidad es algo superficial. Con la paz llega la comprensión.
  • Si te mantienes en estado de aceptación (no resistencia), no creas negatividad, ni sufrimiento ni infelicidad, vives en estado de gracia, ligereza y libre de luchas.
  • Si crees que la situación es inaceptable, generas dolor y sufrimiento a causa de la resistencia. Si no puedes aceptar la situación externa, acepta la interna, no te resistas al dolor, permítelo, ríndete al dolor, desesperación, al miedo, soledad o cualquier forma que adopte el sufrimiento, pero no lo etiquetes mentalmente, y observa como la rendición cambia el sufrimiento en paz profunda.
  • Si te compadeces y cuentas historias a los demás te mantienes atrapado en el sufrimiento, concede la atención a lo que sientes y no lo etiquetes mentalmente.
  • Cuando se aprende a aceptar en lugar de esperar, se tienen menos decepciones
  • Los animales aceptan y los humanos esperan
  • Uno no puede ver realmente hasta que comprende.
  • No puedo conocer lo desconocido si me aferro a lo conocido.
  • A veces la ayuda puede debilitar a un ser humano. Dejate ir y confía. La vida, la fuerza, el universo, Dios, como quieras llamarlo.
  • Contempla la vida con claridad, sin juzgar y sin excusarte.
  • Nunca culpes a nada ni a nadie de todos tus errores y desgracias.
  • Nunca hagas nada que no desees de veras.

 

Se agradecido. Da gracias por todo lo que tienes y por lo que eres, que es muchísimo. Por poder disfrutar de esta vida maravillosa y de las cosas que se te brindan día a día. Estate atento y abierto a los mensajes para poder apreciar las cosas. Cada momento de mi vida es un milagro.

 

Cuando eres positivo, toda la existecia te da más. Cuando estás triste y negativo, sientes más ego, hay más espacio entre tu y la existencia. Cuando estás feliz el yo desaparece, estás en contacto con la existencia.

 

Se amable con los demás. Trata a los demás como te gustaría que te tratasen a ti.

 

  • La gente se siente muy feliz por su desgracia, tienen apego a la desgracia, les ayudas a salir de una y al día siguiente se presentan con cualquier otra. El yo solo puede existir con una mente desgraciada. Si decides abandonar el yo, desaparecen tus desgracias. Preguntate si quieres resolverlo o simplemente quieres hablar de ello. Tus desgracias existen porque tu las apoyas.
  • Hasta para estar triste se necesita energía. Todas las emociones negativas necesitan energía, te agotan, y todas las emociones y actitudes positivas crean más energía, nunca te agotan.

Cuando percibes los primeros síntomas de una enfermedad o una negatividad, antes de dormir y a primera hora de la mañana antes de levantarte, inunda tu cuerpo de conciencia. Cierra los ojos, llena la atención sucesivamente a las distintas partes del cuerpo, siente la energía dentro de esas partes con toda la intensidad posible, mantente en cada una de ellas 15 segundos, después recorre la atención como una ola por tu cuerpo, a continuación siente la totalidad del cuerpo energético. Permanece presente en cada célula, reorienta tu atención si te vas a algún pensamiento 132. Comienza centrando la respiración, inspira y siente el abdomen expandirse y contraerse, cierra los ojos y obsérvate rodeado de luz, inspira esa luz, siente que tu cuerpo se hace luminoso, céntrate en la sensación. 133

 

Las coincidencias no existen. Todo lo que sucede por insignificante que sea, forma parte del fluir universal, es obra de Dios.

 

cuando habitas en el Ser, no dependes del mundo externo de las formas eternamente cambiantes para sentirte feliz o satisfecho, puedes disfrutar de las formas, jugar con ellas, crear nuevas formas, apreciar la belleza pero no necesitas apegarte a nada. El sufrimiento se debe únicamente a la identificación con la forma. Compasión es tomar conciencia del profundo vínculo que te une a todas las criaturas. El cuerpo es una percepción errónea de tu propia naturaleza. La percepción del mundo es un reflejo de tu estado de conciencia. Tu principal tarea no es buscar la salvación mediante la creación de un mundo mejor, sino despertar de la identificación con la forma. Entonces ya no estás ligado a este mundo, aunque puedes disfrutar de los placeres sensoriales, aunque esta ansia desaparece pues es el alimento del ego. Todas las personas con las que entres en contacto, se sentirán tocadas por tu presencia y afectadas por la paz que emanas, vas eliminando el sufrimiento y la inconsciencia. Todos los males son el efecto de la inconsciencia. La paz tiene que fluir a través de todo lo que haces y trabajas simultáneamente No puedes luchar contra la inconsciencia, eleva la conciencia distribuyendo información, pero no albergues resistencia interna, ni odio, ni negatividad. Ama a tus enemigos (no tengas enemigos). Mantente alerta y presente. Haz la enseñanza de la iluminación tu principal propósito y de la paz tu regalo más precioso al mundo.

 

 

No se puede luchar contra el cuerpo-dolor, crearías más conflicto interno y prolongarías el dolor. El cuerpo que ves y tocas no te puede llevar al Ser, solo es un caparazón externo. El Ser es el cuerpo interno invisible, eres más que la forma externa. Tu no eres tu cuerpo. La transformación se realiza a través del cuerpo no alejándose de él. Gracias al cuerpo interno eres eternamente uno con Dios. Cuando te identificas con el cuerpo interno intemporal, el pasado y futuro no dominan tu atención. Cuanto más conciencia lleves al cuerpo, más se fortalece el sistema inmunitario. También queda reforzado el sistema inmunológico psíquico, te protege de los campos de fuerza negativos. Habitar tu cuerpo te protege, pero no poniendo un escudo, sino elevando la frecuencia vibratoria de tu campo energético total. Hay que cuidar a tu cuerpo, pues el es tu vehículo en esta vida. Si escuchas al cuerpo nunca comerá en exceso ni nunca de menos.

 

El cuerpo-dolor colectivo está compuesto por la acumulación del dolor sufrido por las mujeres impuesta por los hombres durante miles de años (esclavitud, explotación, violaciones, partos, pérdida de hijos, .) El dolor físico o emocional coincide con la menstruación y el cuerpo-dolor se puede adueñar de las mujeres durante esos días, están poseídas por un campo energético, y crea situaciones negativas. Afrontando el cuerpo-dolor te liberas de la identificación con la mente. El cuerpo-dolor existe por cosas que ocurrieron en el pasado, es el pasado vivo en ti y si te identificas con cuerpo-dolor, te identificas con el pasado. Usa el cuerpo-dolor para alcanzar la iluminación, transmútalo en conciencia, uno de los mejores momentos es el de la menstruación, se invierte el proceso, en vez de ser más inconsciente, te haces más consciente. No dejes que el cuerpo-dolor use tu mente y se apodere de tu pensamiento. La menstruación se convierte en una gozosa manifestación de tu feminidad. Si tu compañero es suficientemente consciente, puede ayudarte en esta práctica. Si él se mantiene presente, cuando caes en la identificación inconsciente del cuerpo-dolor, puedes reunirte rápidamente con él en estado de presencia. Cuando el cuerpo-dolor asuma el mando tu compañero no lo confundirá contigo, no reaccionará como si fueras tú. Otras veces tu podrás hacer lo mismo por él, ayudándole a recuperar conciencia de la mente, llevando su atención al aquí y ahora cuando se identifique con su pensamiento. De esta forma surgirá entre vosotros un campo energético permanente de frecuencia alta y pura. Ninguna ilusión, dolor, conflicto, nada que no seas tú y nada que no sea amor podrá sobrevivir en él.

 

Sigue el fluir universal. Cuando alguien da, recibir es un acto de generosidad. Pues en esa entrega siempre, siempre se gana algo.

 

  • Nadie es perfecto.
  • Nos encontramos en niveles diferentes de desarrollo y evolución, y lo que sirve para una persona evidentemente no tiene por qué servir para todos los demás.
  • Hasta ahora, no has estado perdiendo el tiempo, has estado aprendiendo y preparándote.
  • Cuando el alumno está preparado, el maestro aparece

Deseos

  • Es el origen de los sufrimientos, no desees más de lo que puedas conseguir.
  • Dejate llevar y confía en la totalidad, vive en la aceptación total.
  • Utiliza el poder de la atracción, ten pensamientos positivos, pero no desees. Cuando deseas proyectas todo lo que hay oculto tras el deseo.
  • Tu sexo se enferma por tu mente, tu estomago se enferma por tu mente. Escucha tu cuerpo, porque estás aquí para disfrutar de este momento que te ha sido dado, estás vivo, consciente y el mundo es enorme.
  • Si supieras donde has llegado, te sentirías agradecido y no pedirías nada más. Eres un hombre, y estás sufriendo preocupándote y sin darte cuenta de nada.
  • Disfruta este momento porque puede que nunca regrese.
  • Lo que tienes ya es demasiado, no le pidas más a la existencia, goza de lo que se te ha dado. Cuanto más goces, más te será dado. Comparte y tu ser aumentará.
  • Se dichoso con las pequeñas cosas, hasta el alimento debería convertirse en un sacramento, hasta darse la mano tendría que convertirse en una oración y el estar con la gente convertirse en una profunda alegría.
  • Todo es bueno si está en el lugar adecuado.
  • Los deseos son la raíz del sufrimiento está en nuestro constante desear y anhelar. La resistencia al ahora está conectada con la pérdida de conciencia del Ser, lo que ha creado una civilización infeliz y violenta.
  • Una persona sin ambiciones podrá ser feliz. Los árboles son felices simplemente siendo árboles. Los seres humanos tenemos mentes más complicadas que hacen que deseemos ser mejores. ¿Mejores en qué?. Nacemos hermosos, inocentes y perfectos. La ambición de vuestra complicada mente os lleva a intentar demostrar que erais mejor que otros. O es que estás tan ocupado intentando serlo, que no puedes disfrutar del simple hecho de ser. Si una persona es generosa, amorosa, compasiva, inteligente, y altruista, ¿cómo puede ser más rica?
  • El hombre tiene el deseo de enriquecerse. Hay más de un tipo de riquezas, así como hay más de un tipo de ambición. La ambición que proviene de la mente te puede servir para conseguir bonitos castillos y buenos caballos. Sin embargo, sólo la ambición que proviene del corazón puede darte, además, la felicidad. La ambición del corazón es pura. No compite con nadie y no hace daño a nadie. De hecho, le sirve a uno de tal manera que sirve a otros al mismo tiempo.
  • La mayoría de la gente, quiere poseer muchas cosas bonitas, pero es necesario separar la necesidad de la codicia.
  • Recibís la misma energía vital que el árbol. Utilizáis la misma agua, el mismo aire y la misma nutrición de la tierra. Si aprendes del árbol, podrás dar frutos. Si nos quedáramos quietos más a menudo para poder aceptar y apreciar, en lugar de ir de aquí para allá intentando apoderarnos de todo, entenderiamos verdaderamente lo que es la ambición del corazón. Ni el árbol ni los animales tienen ambición, todos parecen sanos y felices, son hermosos especimenes de la vida. Las ambiciones deben de provenir del corazón.

 

no es un ser, es el Ser mismo. El conocimiento de Dios es la cosa más natural que hay . La física se ha convertido en metafísica, no vemos el electrón, solo las consecuencias, vemos los efectos pero no la causa. No podemos ver a Dios pero podemos ver esta creación, Dios es la causa y la creación es el efecto. Los hombres creen que las mujeres siempre están ocupadas en cosas sin importancia. Les interesan cosas sin importancia porque la vida consiste en pequeñas cosas. Dios y el diablo no son dos, son uno, es la otra cara de la misma energía. Dios es amor. No puedes forzar el amor, ni tampoco la meditación. No puedes desearlo, no puedes forzarlo. Se más compasivo, menos voluntad y más fluidez, menos esfuerzo y más relajación, menos hacer desde el consciente. Tu esencia divina o yo superior, en el no hay ni pasado ni futuro. Yo estoy dentro de vosotros, soy el aquí y el ahora

 

Nunca te disculpes por ser tal y como eres. Por mostrar lo que de verdad sientes.

 

es inevitable mientras te identificas con la mente, mientras sigas siendo espiritualmente inconsciente. Es la principal causa de dolor físico y de las enfermedades físicas. El dolor puede ser en forma de resentimiento, odio, autocompasión, culpabilidad, ira, depresión, celos, irritación,. La intensidad del dolor depende del grado de resistencia al momento presente. Cuando más te identificas con tu mente, más sufres, cuando más valores y aceptes el ahora, más libre estarás del dolor y del sufrimiento, más libre de la mente egoísta. El dolor y el sufrimiento surge cuando la mente y el tiempo se apropian de nuestras vidas. Cualquier comentario te lo puede activar. El sufrimiento es creado por el ego mediante la resistencia. Hay fases de éxito y de fracaso, tienes que dejarlas ir y que surjan otras, no apegarte a ello ni resistirte. El fracaso está oculto en cada éxito y el éxito en cada fracaso. Todas las formas son impermanentes, todo el mundo fracasa antes o después. No te identificarás con las formas y circunstancias, no son tu vida, solo tu situación de vida. La naturaleza del universo está vinculada con la impermanencia de todas las cosas y situaciones. Elegir la iluminación, significa renunciar al pasado y futuro y hacer del ahora el foco principal de tu vida, decir si a lo que es, ya no necesitas el dolor. El tiempo y el dolor son inseparables. La identificación con la mente es una forma de locura, no le puedes estar a nadie resentido por ello, sino solo cabe la compasión. Solo accediendo al ahora puede haber verdadero perdón. El perdón se vuelve innecesario. Nada que hicieras en el pasado puede dañar lo radiante de tu ser.

 

Cuando surjan dudas, cuando te sientas dividido di "No dos", con consciencia. Cuando sientas que el amor está surgiendo, di No dos, de otra forma el odio está esperando, son uno. Dilo cuando sientas el odio, el apego. Cuando lo dices sientes la iluminación. Dilo cuando te insultan, no te han hecho nada a ti, se lo ha hecho a sí mismo. Solo existe el uno. Dilo cuando sientas ira, y sentirás relajación, no hay nada que elegir, nada que te guste o desagrade, vas donde la vida te lleve. Confías en la vida. Si dices Dos, entonces no confías. La confianza sólo es posible si yo y el todo somos uno. Solo existe el uno, no dos. Iluminación significa entrar en esta verdad de "no dos". Cuando vayas a elegir una cosa en contra de otra.

 

Ego

 

Equilibrio

Todo está en equilibrio. Si te asientas en la naturaleza, te vuelves igual que Dios, te conviertes en Dios. La relajación es el medio y el fín. La vida no es un dilema, es un misterio que vivir, que gozar, una danza que bailar, disfrutarás y serás feliz. El cielo es el lugar donde no se espera de ti que hagas nada. Hay flores, estrellas, sale el sol, los ríos fluyen, las cascadas cantan, evita los extremos, fluye y se equilibrado. Oriente ha creado introvertidos pero ha perdido la belleza externa, solo hay suciedad, tanto oriente como occidente están desequilibradas, occidente es extrovertido, el ser interior es pobre, está vacio. Es fácil ir de un extremo a otro. Lo interno y lo externo no son dos, son uno. Se activo, la propia actividad crea la situación en la que la pasividad ocurre, ambas son hermosas y ambas se necesitan, no trates de ser pasivo. Se totalmente activo, solo así serás capaz de ser totalmente pasivo. Cuando ambas se equilibran, no eres ni esto ni aquello, eres el observador. Transciende a los extremos, no seas ni un hombre mundano ni espiritual, equilíbrate. Si eliges el extremo fracasarás, si no eliges triunfarás. El camino del medio., estar justo en el medio. Cuando no te identificas, ocurre la transcendencia, esa es la meta. Deja de hablar y de pensar, y no habrá nada que no puedas saber.

 

La emoción surge en el punto donde cuerpo y mente se encuentran. El pensamiento es el que miente, la emoción dice la verdad. El pensamiento está en tu cabeza, la emoción tiene un fuerte comportamiento físico. Emoción significa perturbación.

 

= Chi, comparable a una corriente de energía, chi es movimiento y lo no manifestado es quietud. Lo no manifestado es la vida dentro de cada forma, la esencia interna

 

No te enfades por nada

 

no lo hagas con la mente, escúchala con todo tu cuerpo, siente el campo energético de tu cuerpo interno, así alejas la atención del pensamiento, se crea un espacio tranquilo, sin interferencias. La mayoría de la gente no escucha porque su atención está ocupada por el pensamiento, siente el Ser de la otra persona, eso es amor. Las relaciones humanas, suelen ser interacción de mentes, no seres humanos que se comunican. Estar en contacto con el cuerpo interno crea un espacio de no-mente, en el que pueden florecer las relaciones.

 

No-tiempo.

 

ese continuo juicio crea dolor e infelicidad. Las palabras no son importantes, no son la verdad, solo la indican. El maestro y el discípulo, juntos crean la enseñanza. No te apegues a las palabras . La palabra no es más que un medio para un fin. La palabra miel no es miel.

 

El camino hacia la felicidad empieza y acaba en nosotros mismos. Las circunstancias son como son, ni positivas ni negativas, las tienes que aceptar tal y como son, no hay ni bien ni mal. Si un ser querido muere, no te sientes feliz, puede haber lágrimas y tristeza, pero puedes estar en paz si no te resistes, sentirás serenidad, quietud, presencia sagrada. La aceptación te libera del dominio de la mente y te vuelve a conectar con el Ser. Se transmuta el sufrimiento en paz interna. Si no se llega a perdonar, el mal no se redime y sigue siendo mal. Cuando la mente juzga algo como bueno, le toma apego, la identificación te hace sentirte feliz. Pero cuando la situación cambia, no puedes aceptarlo (ejemplo la belleza exterior). Hasta la felicidad es sufrimiento e insatisfacción, la felicidad y la infelicidad son la misma cosa, solo las separa la ilusión del tiempo. Esto es reconocer la verdadera naturaleza de las cosas para que no busques una ilusión. Buscar en las cosas bellas y placenteras un sentido de permanencia y realización, es la mejor forma de obtener la frustración y sufrimiento. Lo externo solo te satisfacerá temporal y superficialmente, te darán placer, pero no la alegría y te producirán dolor. La alegría surge desde dentro, no tiene causa, es parte de la paz interior o de Dios, es tu estado natural. Encontrarás la paz, cuando entiendas que todo lo que surge se desvanece, aprende a no resistirte y acepta las cosas como son, permite que el momento presente sea y acepta la naturaleza impermanente de las cosas y de los estados. No ofrecer resistencia a la vida es estar en estado de gracia, tranquilidad y ligereza. Los ciclos irán y vendrán, pero cuando desaparece la dependencia, desaparece el miedo a la pérdida. La felicidad es el reflejo de la alegría de Ser, de la vibrante paz que encuentras en tu interior. El Ser te lleva más allá de la mente y te libera de la forma, aunque todo colapsará y se derrumbará a tu alrededor. No te sentirás feliz pero te sentirás en paz

 

Tu infelicidad contamina tu ser interno. Lo que hagas con energía negativa quedará contaminado y con el tiempo producirás más dolor e infelicidad. El estado interno negativo es contagioso a menos que sean inmunes, es decir, muy conscientes. La inconsciencia ordinaria está vinculada con la negación del ahora. Si estás preocupado, es que te identificas con tu mente, que se proyecta en una imaginaria situación futura y genera miedos, es un fantasma mental, no existe. Si sientes que el presente nunca es lo suficientemente bueno, y el futuro te parece que será mejor, te creará insatisfacción permanente y descontento.

 

es estar identificado con tus emociones y procesos de pensamiento, con tus reacciones, deseos y aversiones. Es el estado normal de la mayoría de la gente, regidos por la mente egoísta y no conscientes del Ser, lo que supone incomodidad, descontento, aburrimiento o nervios continuos, ruido de fondo. En la inconsciencia ordinaria, la negación crea la incomodidad y el descontento y produce negatividad intensa generando ira, miedo, agresión, depresión, ... Los desafíos de la vida son tus pruebas. Aprende a ser testigo de tus pensamientos y emociones, existe mucho ruido de fondo. Sigue tu estado emocional y mental con la auto observación.

 

Un sucedáneo del conocimiento, si sabes no hay que filosofar

 

no existe. No te proyectes en el futuro.

 

Honestidad

No se puede ser bastante honesto, o lo eres o no lo eres. Lo esencial es ser honesto con uno mismo, para que nadie ni nada te intimide. Cuando entiendes, siempre es de una vez, si no entiendes siempre pospones. Solo la ignorancia pospone. No pospongas, si algo está mal, observalo y abandónalo. Si no estás convencido es mejor decir: no tengo claro que esto sea algo malo, así que lo voy a mantener: al menos estarás siendo honesto.

 

hombre que carece de biografía, deja de identificarse con la forma, lo único importante está en el ser, es un sabio que puede transformarte completamente, es una no-mente, aunque use las palabras. Solo se entiende desde un estado de no-mente. No interpretes, escucha, no pienses. Aceptamos o rechazamos, por ello no vemos la verdadera naturaleza de las cosas, metes tus ideas, tus opiniones, tus prejuicios, tienes que mirar sin ideas, sin rechazo ni aceptación, con mirada pura sin mente detrás, como si tus ojos fueran solamente espejos, solo refleja, no tengas prejuicios, sin opiniones. Un iluminado puede sentir la incomodidad, pero nunca el sufrimiento, no tiene una causa. La iluminación ocurre cuando no vas a ningún sitio, cuando no hay ni deseo ni condena. Simplemente existes con una aceptación total. Simplemente eres feliz sin causa alguna. Nunca eres desgraciado.

 

No juzgues, es origen del ego. Se un espejo

 

Ligar

No abordes a la persona que te interese, sino atraela. Un hombre o mujer de espíritu comprensivo captará todas las vibraciones que emanan de tu espíritu rebosante y ahí lo tendrás. Limítate a concentrarte en tu propia supervivencia y el resto encontrará el lugar que le corresponde. Renuncia al ego, muéstrate tal y como eres y no pierdas de vista lo que sucede. Ten paciencia y confía en que la encontrarás, pero sólo cuando ella esté preparada. El romance y el amor, ya viene de camino.

 

El matrimonio sólo funciona entre dos personas que han aniquilado sus propios dragones y que entienden que el verdadero amor es el que crece en un corazón que ha sido fertilizado con las semillas del conocimiento de uno mismo, en un corazón que es lo bastante fuerte como para ser coherente con esa identidad propia tan difícil de aceptar.

 

  • La mente tiene que estar abierta. Gozad de las cosas espléndidas que nos ha dado: océanos, puestas de sol, flores..
  • Domina tu mente y controla el ego. la mente es una enfermedad, siempre está divida.
  • Un hombre santo vive sin mente porque vive sin división. La mente es la enfermedad, como Aristóteles, o esto o lo otro, elige. La mente no puede existir sin elegir. Siempre que eliges lo haces en contra de algo. Si estás a favor de algo, estás en contra de algo. Si eliges, divides. Y la vida es una unidad. Si dices esto es bonito y esto es feo, la mente ha entrado en escena, porque la vida es las dos cosas juntas, lo bonito se vuelve feo y lo feo se va haciendo bonito, no hay línea divisoria, la vida va fluyendo de esto a aquello. Si quieres estar con la totalidad, tendrás que vivir sin elegir. Dejad que la totalidad decida, no os convirtáis en jueces. Los opuestos siempre han estado encontrándose, los opuestos no son opuestos. Si quieres la verdad no mantengas ninguna opinión a favor o en contra. Vive sin opiniones acerca de la verdad, vive en silencio, sin elegir, con los ojos dispuestos a ver lo que hay, no cargues con deseos. Vive sin pensamientos a favor o en contra, sin filosofía, simplemente ve lo que hay, vive sin mente. La lucha entre lo que a uno le gusta y lo que le disgusta es la enfermedad de la mente.
  • No decidas, acepta la vida en su totalidad, todo va junto, la vida y la muerte, el amor y el odio, la felicidad y la desgracia.
  • No hagas esfuerzos. Deja que las cosas ocurran, no las fuerces. La acción alimenta al ego. Si fuerzas algo no puedes disfrutarlo.
  • Sentir es el pensar que está en camino. La mente nunca está donde estás tu, pero cuando empieces a disfrutar el momento, más presente estará la mente en ello y menos se irá.
  • Cuando cambies la mente, cambiará el mundo, estés donde estés se te revelará un mundo diferente.
  • Por muy maravilloso que sea el mundo, tarde o temprano se volverá aburrido, la mente necesita cambiar, siempre se añora la nueva curiosidad, alguna sensación nueva, por ello la mente no puede vivir en el ahora, puesto que el ahora no cambia nunca. Lo que has conseguido ha sido mucho sufrimiento, desdicha, angustia y frustración. Siempre que te mueves con la mente algo va mal. Para la mente todo está torcido, no porque realmente lo esté, sino porque esa es la manera de ver la mente.
  • El sufrimiento es creado por la mente, porque no puede encontrarse con la realidad. Sólo puede soñar, esa es la única capacidad que tiene.
  • Cuando la mente se evapora, desaparecen todos los mundos. Los objetos dejan de ser objetos, no sabes dónde acabas tú y dónde comienzan las cosas, no hay fronteras, las divisiones desaparecen. Entonces vives con la totalidad. La barrera era tu mente. El mundo significa la totalidad de los objetos. El universo significa uno.
  • Cuando entiendes que tienes que dejar de soñar, el mundo de los objetos desaparece, el mundo estará ahí pero no será el mundo de los objetos, entonces todo cobra vida, todo se vuelve subjetivo, todo es Dios.
  • Tu no eres la mente, estás más allá de ella, aunque has llegado a identificarte con ella.
  • La próxima vez que tengas un deseo, obsérvalo, el deseo se mueve y crea sueños.
  • Meditar, atestiguar, sentarse en silencio y mirar la mente será de gran ayuda, sin formar, solo observando, sin hacer nada.
  • Cuando la mente desaparece, los objetos se desvanecen, tú te desvaneces, el ego se desvanece. Todo está relacionado.
  • Si no haces ninguna distinción, si no discriminas, aceptas el todo como es, no te vuelves juez. Solo dices "así es". Siempre que tienes que decir algo, tienes que discriminar, hay que elegir una palabra, entra la mente. Tú disfrutas mientras seas.
  • Cuando la mente sea necesaria, úsala, cuando no sea necesaria, ponla a un lado.
  • En nosotros todo está mal, cuando haces el amor, entra la mente, cuando meditas, entra el sexo, cuando comes entra la mente, cuando duermes entra la comida, todos los centros están mezclados.
  • La mente no puede aceptar, sólo puede negar debido al ego. La infelicidad ha sido causada por tus sueños.
  • Cuando estás enamorado de alguien, te parece la más hermosa, cuando la odias te parece la más horrible. La otra persona no es la cuestión, sino que tú estás proyectando algo. No se trata de la persona, en realidad no has visto a la verdadera persona.
  • No puedes ver la realidad a través de la mente. Cuanto más vas dejando de lado la mente, más luz llega a ti.
  • Cuanto más y más te vas vaciando de sueños, más y más te vas llenando de la verdad.
  • No hay una meta predeterminada, donde sea que llegue es la meta, estarás contento estés donde estés.
  • Solo hay 2 formas de hacer las cosas: gradualmente o de una vez: si las haces gradualmente no serás capaz de hacerlas, debido a que persisten.
  • Permanecer en silencio, es algo más que no hablar.
  • Vive el momento, pues cada uno es precioso y no debe malgastarse. Vive cada momento de tu vida, pues todos son preciosos y no debes malgastarlos. Te has perdido un montón de puestas de sol, brisas veraniegas.
  • Nadie cambia en el futuro, la transformación es siempre aquí-ahora. El momento presente contiene la clave de la liberación, pero no puedes encontrar el momento presente mientras seas tu mente. Ve siempre a favor no en contra.
  • Mantente presente, mantente consciente, atento para observar el cuerpo-dolor directamente y sentir su energía, así no podrá controlar tu pensamiento. Cuando el pensamiento se alinea con el cuerpo-dolor, te identificas con él y lo vuelves a alimentar con tus pensamientos.
  • Debajo de la ira, siempre hay dolor. Hay que mantenerse presente como observador de lo que ocurre dentro de ti.
  • A partir del cuerpo-dolor te fabricas un yo infeliz y te identificas con esa ficción mental.
  • El eterno presente es el espacio donde se despliega la vida.
  • El recuerdo del pasado lo haces en el ahora, y el futuro es un ahora imaginado, una proyección de la mente.
  • Cuando honras el momento presente, toda infelicidad y esfuerzo se disuelven y la vida fluye con alegría y suavidad.
  • No te preocupes por el fruto de las acciones, mantente atento en la acción, el fruto ya vendrá cuando corresponda.
  • Si tu atención está en el ahora, sientes presencia, quietud, paz, no dependes del futuro para conseguir satisfacción o la realización, no buscas en el la salvación, no te apegas a los resultados, ni el éxito o el fracaso cambian el estado de tu Ser. Te quedarán cosas por conseguir, pero a un nivel más profundo ya estás completo, y cuando eres consciente de ello, todo lo que haces está envuelto de energía positiva, no te paraliza el miedo al fracaso. Ni tu felicidad ni tu sentido de identidad dependen de los resultados, estás libre de miedo, no buscas la permanencia donde no se puede hallar, en el mundo de la forma. No pides que las personas, situaciones o condiciones te puedan hacer feliz y después sufres si no responden a tus expectativas.
  • Antes de poder ser plenamente consciente, pasas un tiempo yendo y viniendo entre la conciencia y la inconsciencia. Finalmente la presencia se convierte en tu estado predominante.
  • Presta atención al presente, a tu comportamiento, tus reacciones, estados de ánimo, pensamientos, emociones, miedos y deseos, sin criticarlos ni analizarlos.
  • No trates de entender el pasado, sino de estar todo lo presente que puedas. Mientras estás en estado de intensa presencia, estás libre de pensamientos, en calma y muy alerta. Si tu atención consciente desciende, el pensamiento penetra, vuelve el ruido mental y la quietud se pierde, vuelves al tiempo.
  • Si prestas atención al ahora, estás plenamente alerta, no te queda nada de atención para soñar despierto, pensar, recordar, anticipar, no hay tensión ni miedo.
  • Se necesita presencia para tomar conciencia de la belleza, de la majestad, de la sacralidad de la naturaleza, abandonas tu equipaje de problemas, pasado, futuro y tu conocimiento.
  • El engaño es creer que tú eres tu mente. Hay que liberarse de la esclavitud de la mente: estado de conciencia.
  • Vemos y juzgamos el presente con los ojos del pasado. Nos tortura la cabeza, agotando nuestra energía vital. Este parloteo genera mucho dolor e infelicidad y también enfermedades.
  • La verdadera liberación, es liberarse de la mente. Aprende a no identificarte con tu mente. La mente es un instrumento, una herramienta. La no-mente es conciencia sin pensamiento. Genera pensamiento compulsivo. Cuando estás muy presente, la mente se para automáticamente.
  • Pierdes el tiempo hablando de lo que había hecho y de lo que iba a hacer. Nunca había disfrutado de lo que pasaba en el momento.
  • No levantes muros, pues son peligrosos. Aprende a traspasarlos: te impiden ver lo que es real.

 

Si mueres siendo desdichado, te perderás lo mejor, la gracia que se manifiesta en el último momento, la iluminación que sucede cuando el cuerpo y el alma parten. Te lo perderás porque estás aferrado al pasado y al cuerpo. La muerte es muy hermosa si puedes aceptarla. De repente eres inmortal, el cuerpo se está muriendo pero tú no estás muriendo, solo se abandona la vestimenta. La muerte no es el enemigo, pronto nacerás más joven, más fresco. El secreto de la vida es morir antes de morir y descubrir que no hay muerte. Nada que sea verdaderamente valioso, nada que sea real, se pierde nunca. La muerte no es más que el final de la ilusión, solo es dolorosa si te sigues aferrando a ella.

 

se produce por acumulación de tiempo psicológico y por la negación del presente. Inquietud, ansiedad, tensión, estrés, preocupación. aspectos del miedo. Producidos por exceso de futuro y falta de presencia. Culpa, lamento, resentimiento, pena, tristeza, amargura, falta de perdón, causadas por exceso de pasado y una presencia insuficiente. Toda resistencia se experimenta como negatividad. El ego cree que puede manipular la realidad con la negatividad, y lo que consigues es que en vez de atraer un estado deseable, impides que emerga. La negatividad fortalece al ego. Solo los seres humanos conocen la negatividad. Cuando notes que ha surgido alguna negatividad dentro de ti, no lo consideres un fallo, sino una señal para que despiertes, sal de tu mente y mantente presente.

 

Hay que aprender a tener paciencia.

 

La mente se desvía con las palabras, la palabra se convierte más importante que lo real. El hombre se ha hecho adicto a las palabras, y hasta que no abandones la adicción a las palabras, nunca te será posible encontrar la realidad. Mantente sin lenguaje y de repente ahí está. El que siente, todavía no está en silencio. Cuando desaparece el ruido, también desaparece su opuesto. Cuando cesa el ruido también tú cesas. Si desaparece el yo, desaparecen los deseos, los sueños (un deseo incompleto). Nada se puede exponer en palabras, las palabras distorsionan, hacen desaparecer la verdad.

 

Pasado

  • Estamos aquí para aprender, no para reconcomerte con el sufrimiento pasado.
  • Limítate a vivir este preciso momento, e intenta amar lo que ves.
  • Entierra el pasado, los recuerdos no te sientan bien.
  • Tu ya no eres la persona que vivió en el pasado.

 

Los pecados no existen. Sinónimo de inconsciencia o locura. La mente egoísta domina la condición humana, abre los ojos y observa el miedo, la desesperación, avaricia, violencia, la crueldad y el sufrimiento que los seres humanos se continúan causando a ellos y al planeta. No hace falta que lo condenes, solo obsérvalo. Eso es pecado, locura, inconsciencia

 

se ha convertido en una enfermedad cuando no está todo en equilibrio. Es una pequeña parte de la inteligencia. Las cosas verdaderamente importantes: belleza, amor, creatividad, alegría, paz interna, surgen más allá de la mente. Empiezas a despertar. Tenemos que ser testigos del pensamiento, es el principio del fin del pensamiento compulsivo e involuntario. Cuando el pensamiento se aquieta sientes cierta quietud y paz dentro de ti. El 90 % del pensamiento es inútil y repetitivo y a menudo negativo y dañino. El parloteo mental produce un serio desgaste de tu energía vital. El pensamiento compulsivo es, en realidad, una adicción. Utiliza el poder de la atracción, los pensamientos positivos tienen una fuerza mucho mayor que los negativos. Cuando estás repleto de pensamientos, la mente está borrosa, tu visión no es clara. Deja estar ahí a los pensamientos, no te involucres en ellos, dejalos que se muevan. Y si no te involucras, poco a poco la energía se retira por sí sola. Llega un momento en el que los pensamientos vienen solamente cuando se les necesita. Los pensamientos en sí no son una carga; lo que es una carga son los pensamientos innecesarios. Todo es bueno en sí mismo, en su lugar.

 

Observa y siente la emoción, reconócela y acéptala como es. Lo importante no es si puedes poner una etiqueta mental, sino si puedes poner conciencia en la sensación que te produce. La emoción tiene una vida muy breve, pero si no estás en tu cuerpo, puede sobrevivir dentro de ti. Siente la emoción y comprueba si la mente se aferra a algún patrón de dolor, si es así, no has perdonado. Perdonar es renunciar al dolor, soltar la pena. Perdonar es no ofrecer resistencia a la vida. Las alternativas son el dolor y el sufrimiento. La naturaleza de la mente es no perdonar, el ego necesita luchas y conflictos para sobrevivir. La mente no puede perdonar, solo tu puedes. Perdón significa reconocer la insustancialidad del pasado y permitir que el presente sea como es.

 

  • Descubre quien eres y que es lo que de verdad quieres.
  • El siguiente paso es aceptar tus defectos y ahondar en tus virtudes, y amar todo lo que constituye tu persona.
  • Tienes que quererte por lo que eres y luego simplemente compartir ese amor. Que te correspondan o no, poco importa, lo que cuenta es permitirte sentir algo muy auténtico, querer de verdad sin necesidad de recibir algo a cambio.
  • Cuando sepas con exactitud quién y qué eres, con todos tus defectos y cualidades, entonces no tendrás que gastar tiempo y energía tratando de ser distinto.
  • Tienes que actuar de corazón, se tu mismo sin más. Utiliza tu verdadera personalidad.
  • A veces pensamos que las cosas las hacemos por otros, y realmente la hacemos por nosotros.
  •   Si realmente, eres bueno, generoso y amoroso, ¿por qué tienes que demostrarlo?
  • Por eso, siempre estáis pidiendo disculpas a la gente, por haberles hecho daño
  • La gente no suele percibir el sendero por el que transita. Deshonestidad, la avaricia, el odio, los celos, el miedo y la ignorancia.
  • La lucha será aprender a amaros, empezando por aprender a conoceros.
  • Cuando estás con alguien te esfuerzas en mostrar tu mejor imagen.
  • Estáis viendo a vuestro yo verdadero, el yo que vive bajo esa armadura. Tu potencial es ser hermoso, inocente y perfecto. Pusiste una armadura invisible entre tú y tus verdaderos sentimientos.
  • En realidad no tienes que demostrar nada. Eres bueno, generoso y amoroso. No has desperdiciado toda tu vida, necesitabas tiempo para aprender todo lo que has aprendido.
  • Voluntad y Osadía. El conocimiento de uno mismo, pueden matar el Miedo y la Duda. La verdad es más poderosa que la espada. Si eres bueno, generoso y amoroso, no debes sentir ni miedo ni dudas. Dios le dio coraje al hombre. El hombre le da coraje a Dios. El miedo y la duda son ilusiones.

Placer

El verdadero placer está en dar.

 

No solo notan nuestras acciones sino también nuestros pensamientos, al cortar una planta, las vecinas muestran tristeza, preocupación, ira, ansiedad, tienen su ser propio. El mundo entero está lleno de Dios, nada está vacio.

 

cuando la mente se imagina resultados negativos. No te preocupes por nada: pasará lo que tenga que pasar, no depende de ti. Acepta la realidad pues es la voluntad de Dios. Las preocupaciones son algo que podría ocurrir, no algo que está ocurriendo. Tú estás en el aquí y ahora, mientras que tu mente está en el futuro. Esto crea ansiedad. Tu ego, tu falso yo fabricado por la mente es el que lo produce.

 

Los grandes problemas están solo en la mente, no en la vida. Los problemas n o los crean los demás, sino nuestra mente, con su incesante flujo de pensamientos, recuerdos del pasado y preocupación por el futuro. Dime que problema tienes en este momento, es imposible que tengas ninguno si estás atento al presente, lo único es que tendrás que afrontar o aceptar una situación, pero no hay que convertirlo en un problema. Cuando creas un problema, creas dolor.

 

Tercer ojo

La energía reabsorbida se convierte en bienaventuranza. Siempre que haya demasiada energía empiezas a sentirte sexual. Cuando haces el amor tiras energía y te sientes relajado, te sientes feliz a través del desahogo. Pero hay otra forma de usar la energía, no desahogándola.

 

Tensión

Cuando prefieres algo, te pones tenso, cuando no prefieres no hay tensión. La verdad libera

 

  • Acaba con la ilusión del tiempo. Tiempo y mente son inseparables. Retira el tiempo de la mente y ésta se para.
  • Vives compulsivamente casi exclusivamente con el recuerdo y la anticipación. Esto produce preocupación interminable por el pasado y el futuro, y una falta de disposición de reconocer el presente.
  • Aprende del pasado para no repetir los mismos errores, establece objetivos y avanza hacia ellos, predice el futuro mediante leyes aprendidas en el pasado. Cualquier lección del pasado se aplica ahora.
  • Cualquier planificación y esfuerzo por conseguir un objetivo particular se hace ahora. Son futuros proyectados por la mente. El único lugar donde puede ocurrir el verdadero cambio, y donde puede disolverse el pasado es el ahora.
  • Liberarse del tiempo es liberarse de la necesidad psicológica del pasado para tener una identidad y del futuro para hallar nuestra realización.
  • Pasado, presente y futuro, son uno cuando estás conectado a la Fuente (el poder misterioso e invisible que es el origen de todo)
  • El tiempo transcurre con rapidez cuando uno se escucha a sí mismo. Recuerda cuántas veces el tiempo se ha hecho eterno, mientras esperas que otras personas lo llenen.
  • El tiempo no es un medio hacia la salvación, sino un obstáculo. Desde aquí y ahora es la única forma de llegar a la iluminación.

 

Todo es posible en todo momento. Yo soy tú y tú eres yo.

 

Trabajo

Trabaja duro y honradamente. Tu trabajo es parte de tu objetivo final aquí en la Tierra.

 

Todo va junto y entremezclado, hacia la no dualidad. La vida es una unidad orgánica, nada está dividido, todo es uno. Las divisiones son impuestas. Todas las cosas se entremezclan, se funden. Estás en una cadena, no te aferres a la vida. No hay porqué preocuparse. La vida vive a través de la muerte. Cuando ves la realidad, no hay ni problemas ni ansiedades. Si estás ansioso es porque estás separado. La muerte no es una muerte, es un renacimiento. El perfeccionismo es un esfuerzo egoísta, intenta hacer las cosas lo mejor que puedas y acepta las limitaciones. Cuanto más te relajas y disfrutas, más perfección llega a tu vida.

 

  • Te llevará más cerca de la verdad de quien eres que el pensamiento.

 

  • Es tu verdadera naturaleza (tu esencia), solo puedes conocerlo dejando la mente en silencio. La verdad y la luz están dentro de nosotros. No se puede entender mentalmente. Es encontrar el reino de quietud interior.

 

En occidente el sexo se ha vuelto insípido, nadie disfruta del sexo, tienen demasiado. Te desprendes de la energía antes de generarla. El éxtasis es otra cosa, es la felicidad que llega cuando te sientes bien con la existencia, cuando sientes que aceptas. No tiene causa. No te puedes sentir desdichado, como mucho incómodo.

 

Aprende a dar siempre respuestas sinceras. La vida resulta mucho más sencilla de esa forma.

 

El hombre está perdido a causa de las palabras. Mente significa que ahora no estás mirando lo que hay, estás pensando acerca de ello. No se puede amar a través del pensamiento, amar es una experiencia existencial. Todos los sueños y los pensamientos son sustitutos, porque pensar es soñar mientras se está despierto, y soñar es pensar mientras se está dormido, son el mismo proceso. El sueño siempre es acerca de lo que te falta mientras estás despierto, lo que echas de menos durante el día. Cuando eres totalmente consciente, dejas de soñar, porque no quieres cambiar la realidad, te haces uno con ella, no luchas contra ella, te das cuenta de que lo real no se puede cambiar. Lo único que se puede cambiar es tu actitud, tu mente, lo real permanece igual.

 

  • Puedes tocarla, sentirla, vivirla pero no pensarla, si piensas te alejas.
  • La energía al no ser usada en la acción, se va al pensamiento. Hay que dejar de pensar, pero no volviéndote inconsciente, sino estando más alerta, más atento, siendo un observador, se disolverá la inconsciencia en la consciencia.
  • Lo divino está en todos sitios, no hay que ir a un templo. Nada está vacío, todo está lleno de lo Divino, todo está rebosante de divinidad, cada árbol, cada río, cada océano. Puedes llamarlo la verdad, o lo que quieras, pero lo real está en todas partes.
  • Tu mundo es lo que tú eres, y hay tantos mundos como personas.
  • La búsqueda es un deseo. Cuando dejas todos los deseos, cuando ya no tienes ningún motivo para ir a ninguna parte, de repente descubres que estás iluminado.
  • Quedate en silencio. Deja que las cosas sean a su manera y no habrá ni ir ni venir. Obedece a la naturaleza de las cosas, y andarás libre y tranquilo.
  • El hombre sabio no persigue ninguna meta. Vivir es el Gran Camino. Cuanto más te apresuras, más lento vas y el apego no tiene límites. Deja que las cosas sean a su manera y no habrá ni ir ni venir. Eres el camino y la meta.
  • La verdad está delante de ti, no es ni fácil ni difícil. No es cuestión de esfuerzo, es cuestión de despertar.
  • La iluminación nunca se alcanza, ocurre. La mente que busca conseguirla nunca la alcanza. Conseguir y alcanzar es obsesión del ego. El que lo consigue es aquel que no está tratando de conseguirlo, el que está feliz donde está, que es feliz siendo lo que es, el que no tiene meta. No esperes, no hagas ningún esfuerzo, no crees ninguna meta.
  • Goza la vida tal como fluye, mientras dure, canta, baila y deja que Dios se preocupe. Deja que las cosas sean a su manera, no intentes cambiar nada.
  • Conocer la verdad es conocer la totalidad de las cosas. Nada puede existir sin su opuesto. Las cosas existen por la vía de los opuestos. Si hay un comienzo tiene que haber un final. Abandona la mente pues no puede ver la totalidad. No existe nada sin su opuesto.
  • Dejarlo todo a la vida, no desear, no hacer demandas, simplemente ve donde la vida te lleve.
  • Todo lo que desees irá mal. Cuando el deseo desaparece, llega la confianza, eso significa ir por la vida sin ninguna expectativa, sin deseos. Aceptando lo que sea que ocurra.
  • Al pedir ayuda a tu Dios, tu mismo te estás creando sufrimiento.
  • La clave es estar más alerta y consciente, de modo que puedas ver que los opuestos ser conviertan en uno y las dualidades cesen.
  • Cuando estás en equilibrio, no demandas amor, no te aferras a nada, ni amas ni odias. Se acaba la dualidad, hay que ver los opuestos juntos. De repente estás vacío, no hay ni amor ni odio, te vuelves libre.
  • Cuando alcanzas cierto nivel de conexión interna, reconoces la verdad cuando la oyes. Toda verdad espiritual, está en lo más profundo de ti. Lo único que puedes hacer es recordarte lo que has olvidado.
  • Tal vez lo que tengáis que aprender aquí sea que tenéis todo el tiempo del mundo.
  • El conocimiento es la luz que iluminará vuestro camino. No hay nada más hermoso que la luz del conocimiento.
  • No conocéis la verdad, y la verdad es amor.
  • La verdadera salvación es plenitud, paz, vivir la vida al máximo. Es ser quien eres, sentir dentro de ti el bien que no tiene opuesto, la alegría de Ser que no depende de nada externo a sí misma.
  • La verdadera salvación es un estado de libertad, libertad del miedo, del sufrimiento, libertar de percibirse en un estado de carencia e insuficiencia, libertad de deseo, necesidad y apego, libertad del pensamiento compulsivo, de la negatividad y sobre todo, de la necesidad psicológica del pasado y del futuro.
  • Encuentras a Dios en el momento en que te das cuenta de que no tienes que buscarlo.

     

La vida es el encuentro de los opuestos. La vida es fácil si no decides, el gran camino no es difícil. Cuando la vida es fácil, el tiempo parece más corto. Acuérdate de dar para que te sea dado más, no luches contra la corriente, hazte uno con ella. Cuando no tienes preferencias, amor y odio están ausentes, ni te gusta ni te disgusta, simplemente permites que todo ocurra vives sin elección, conscientemente, eres consciente de que no estás eligiendo. Pero la esperanza hace que estés enfocado en el futuro, y eso perpetúa tu negación al ahora y por tanto tu infelicidad. Olvídate de tu situación de vida (el tiempo, asunto mental), presta atención a tu vida (ahora, es real). La puerta que conduce a la vida es el ahora. Tu situación de vida está compuesta por tus circunstancias y experiencias, no hay nada malo en marcarse objetivos y en esforzarse por lograr cosas. Vivo : Siéntete vivo y libre

 

Cruce entre el pensamiento de Buda y el de Lao Tse, es más hermoso que cada uno de ellos, no es ni budista ni taoísta, pero contiene a ambos. Es el encuentro entre la India y China.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

José Antonio Martínez García

josea.martinez11@hotmail.es